Diez buenas razones para optar por un sistema de lubricación automática Groeneveld

Se requiere menos personal de mantenimiento en el área de operaciones.

Se dispensa exactamente la cantidad correcta de grasa a cada punto de engrase.

La aplicación de grasa es más efectiva cuando se dispensa en pequeñas cantidades en intervalos breves, estando en funcionamiento.

Periodos de vida útil más largos de pivotes, cojinetes y otros componentes, lo que supone la reducción de los costes de mantenimiento y reparación.

La reducción del mantenimiento y las reparaciones conlleva que la disponibilidad o el tiempo de funcionamiento del equipo sean mayores.

  • Se pierde menos tiempo en realizar el engrase manual, ahorrando horas-hombre y aumentando el tiempo de funcionamiento.
  • No es necesario detener los equipos para el engrase.

Debido al engrase óptimo, el estado general del equipo es mucho mejor al sacarlo al mercado, dando como resultado un valor residual superior.

  • Que la vida útil de los componentes sea más prolongada, el uso de grasa sea menor y no haya necesidad de aditivos supone una reducción del impacto medioambiental.
  • Es posible utilizar grasas biodegradables.

Gracias a décadas de experiencia en el diseño, la fabricación, la instalación y el mantenimiento de sistemas avanzados de lubricación automática, Groeneveld tiene capacidad para proporcionar el sistema de lubricación automática adecuado para cualquier aplicación.

La profesionalidad en el montaje y el servicio de Groeneveld garantiza muchos años de uso sin problemas del sistema de lubricación automática.